Nuestro monumento a la historia

José Soria García

Mantener viva la historia de un municipio es tener cerca los hechos que acontecieron en ese vivir pasado. Por medio de la escritura impresa somos capaces de que ésta sea una resurrección duradera y permanente para las generaciones posteriores, semilla de la conservación y la identidad de los pueblos.
Caminamos con rumbo cierto . Este nuevo número de la Revista de Historia ceheginera «Alquipir», y que da luz a lo q ue fue nuestro vivir pasado, cumple dos objetivos primordiales: primero ofrecer al público en general una visión intelectual de nuestra historia que trasciende nuestra geografía, no en balde este número se ocupa ele uno ele los yacimientos arqueológicos más emblemáticos y con más posibilidades de estudio futuro en nuestra región: Begastri; el segundo sería ahondar y hacer visibles, aún más, nuestra raíces, y haciendo partícipes de ellas a codos los cehegineros, para que las conozcan, las estudien, y las transmitan a los suyos.

Un pueblo se define por los elementos que en la actualidad configuran su trazado urbano, de infraestructuras etc, pero también encuentra su «ser» en los hechos que configuraron, en un pasado que no es subalterno, lo que ahora «es». Somos lo que fuimos. Y esta revista es el mayor monumento que podernos hacer a nuestra historia. El mayor monumento, a nosotros mismos, para no caminar solos.

Ir al contenido